Ambos equipos nos ofrecieron un partido muy intenso con numerosas ocasiones de gol, sobretodo para nosotros, las cuales la mayoría se estrellaban contra el palo o chocaban con algún jugador que pasaba por el área.

Poco a poco fueron llegando los goles, tanto a favor como en contra, aunque estos últimos los regalamos con acciones muy tontas y nos dejamos escapar una victoria.

Lo importante, como siempre, lo bien que lo pasaron los niños y lo que nos hicieron disfrutar a los mayores.

¡Bien hecho azules!

CP BOSCO MÉRIDA 2-2 CF PIZARRO