Por Javier de la Asunción, entrenador CP Bosco.

Partido a cara o cruz el disputado el domingo en Oliva de la Frontera, con la presión del que podía ser el último partido de la temporada, comenzamos un partido igualado en el primer cuarto con los dos equipos tomándose la medida. En el segundo cuarto con dos triples consecutivos y malas decisiones en ataque nuestras, el equipo local lograba la máxima diferencia del partido 8 puntos al descanso.

Confiando en nuestras opciones, la segunda parte salimos a por todas, con un parcial de 0-8 en los primero minutos conseguimos igualar el marcador, para acabar por delante a mitad de cuarto, cosa que no hacíamos desde principios del segundo cuarto, manteniéndonos por delante ya en el resto de partido, aunque el equipo de Oliva no se dio por vencido en ningún momento, el resultado final 51-56 para nosotros, en un partido que podía habernos salido cara o cruz.

Destacar en nuestro equipo el juego colectivo y la labor defensiva de todo el equipo, y por encima de todos a Miguel Rodríguez, que aunque jugó todo el partido no dejó de correr y de anotar en los momentos más complicados del partido, como si de un veterano se tratara.

El agradecimiento colectivo a nuestro Junior, Tomás Matas que nos ayudó en la victoria.

Con los objetivos de la temporada más que cumplidos, nos mediremos a nuestros vecinos del AB Lusitania en semifinales, con claro favoritismo para el equipo Lusitano, por tener factor cancha y por habernos ganado en los dos partidos de liga regular.
Pero como ya demostramos hace dos años, a nuestro equipo le gusta mucho el cuento de la Cenicienta y acabar bailando con el príncipe. La historia de este cuento comenzará a escribirse el sábado en el Polideportivo Guadiana.

OS ESPERAMOS.

Trofeo Diputación de Badajoz.
AB OLIVA 51 – 55 SALESIANOS MÉRIDA.